fbpx

CRIPTORQUIDIA O TESTÍCULOS NO DESCENDIDOS

INFORMACIÓN PARA PACIENTES

(adaptado de European Association of Urology – Patient Information)

¿QUÉ ES LA CRIPTORQUIDIA?

La criptorquidia o testículos no descendidos, es una anomalía congénita del descenso de los testículos hacia su posición natural en la bolsa escrotal, que puede afectar a uno o ambos testículos.

Cuando el feto está en desarrollo los testículos se hallan cerca de los riñones, desde ahí inician su descenso alcanzando la ingle en el séptimo mes del embarazo, y deberían localizarse en el escroto a los 6 meses de vida.

Esta condición no suele ser muy frecuente, pero puede afectar hasta el 30% de los recién nacidos prematuros y está presente en el 1% de los niños cuando cumple el año de edad. Por lo general afectan a un solo lado pero hasta en un 10% de los casos puede afectar a ambos lados.

Un testículo no descendido habitualmente no tiene afectada su capacidad hormonal, pero sí puede estar alterada su producción de esperma.

¿QUÉ CAUSA LA CRIPTORQUIDIA?

No se conoce cuál es la causa de la criptorquidia, sin embargo se han identificado varios factores de riesgo relacionado como:

  • Antecedentes de familiares de criptorquidia u otras alteraciones de los genitales al nacimiento
  • Recién nacidos prematuros o de bajo peso
  • Uso de alcohol o cigarrillo durante el embarazo
  • Exposición durante el embarazo a pesticidas o productos químicos.

TIPOS DE CRIPTORQUIDIA

La criptorquidia se puede clasificar como palpable y no palpable. El testículo se puede identificar o palpar mediante una exanimación física detallada.

El 70% de los testículos son palpables durante una exploración, estos testículos pudieron haber detenido su progreso hacia la cavidad escrotal en algún momento del desarrollo o haber descendido (o haberse creado) en un sitio distinto al trayecto natural, en cuyo caso se denomina testículo ectópico.

También es posible que el testículo descienda hacia el escroto y re-ascienda hacia la ingle, debido a un reflejo cremastérico (muscular) potente en este caso se denomina testículo retráctil.

Los testículos no palpables pueden estar localizados dentro de la cavidad abdominal y pueden estar sobre el anillo inguinal interno, cerca de los riñones, vejiga o recto.

SÍNTOMAS

El no encontrar a uno o ambos testículos con la palpación del escroto es el signo más importante y que indica la presencia de una criptorquidia . Los testículos habitualmente se encuentran en el escroto después del nacimiento. Si el recién nacido tiene un testículo no descendido, deberá realizarse exanimaciones periódicas durante los primeros seis meses y si el testículo no desciende por sí mismo, necesitará de un tratamiento específico.

DIAGNÓSTICO

Examen físico

La exploración física es la única forma de diagnosticar y clasificar a un testículo no descendido como palpable o no palpable.

Cuando existe un testículo no descendido y no palpable y se observa la presencia de un testículo contralateral aumentado de tamaño, puede sospecharse de una agenesia testicular (falta de formación del testículo).

Pueden emplearse otras técnicas diagnósticas como la ecografía o la resonancia magnética nuclear (RMN) para facilitar el diagnóstico.

Laparoscopia diagnóstica (Niños)

Es una prueba diagnóstica que se realiza utilizando un endoscopio (cámara). Consiste en insertar el endoscopio a través de una mínima incisión en el abdomen.

Esta es la manera más confiable de diagnosticar un testículo no descendido no palpable. Esta prueba se realiza bajo anestesia general, ya que algunos testículos que originalmente eran no palpables, en ocasiones y tras la anestesia se convierten en palpables.

TRATAMIENTO

Si el testículo no desciende por sí solo tras los primeros 6 meses de vida necesitará de tratamiento. El objetivo es prevenir los problemas en la producción de los espermatozoides (espermatogénesis), hormonas y disminuir el riesgo de cáncer testicular (el riesgo se multiplica por 40 en personas con criptorquidia). El tratamiento se realiza entre los 6 y 12 meses de vida

Terapia hormonal

Anteriormente utilizada, se usaba especialmente la gonadotrofina coriónica humana y los agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofinas, sin embargo este tratamiento es cada vez menos recomendado por las altas tasas de fracaso (se han reportado tasa de éxito del 20%) frente a la gran efectividad de la cirugía.

Orquidopexia

Es el principal tratamiento de la criptorquidia, y consiste en descender quirúrgicamente al testículo hacia el escroto. Tiene altas tasas de éxito (90%). Debe realizarse entre los 6 meses y al año de edad, el retraso del tratamiento se ha asociado con un riesgo aumentado de cáncer de testículo e infertilidad de causa masculina.

En función de la clasificación y localización de la criptorquidia la cirugía puede ser a través de una pequeña incisión en la ingle o mediante cirugía laparoscópica.

SEGUIMIENTO

Los niños con criptorquidia tiene un riesgo aumentado de desarrollar cáncer de testículo (40 veces más).

Para los niños mayores de 10 años con un testículo normal y el otro testículo abdominal, se debe considerar la extirpación del testículo no descendido por el riesgo de desarrollar un cáncer testicular.

5/5 (1 Review)