fbpx

Urolitiasis

INFORMACIÓN PARA PACIENTES

(adaptado de European Association of Urology – Patient Information)

¿Qué es un cálculo?

Un cálculo urinario o litiasis (piedra) es una masa sólida que se forma en los riñones o la vejiga. Los cálculos pueden ser de diferentes composiciones, tener diferentes causas y tratarse de forma diferente. Se forman en orina por cristalización de minerales o sales ácidas. Normalmente se expulsan por la orina pero en ocasiones se necesita tratamiento para extraerla.

Datos sobre los cálculos renales

  • Los cálculos son frecuentes: una de cada 10 personas formará un cálculo en algún momento.
  • Usted tiene entre un 5 y un 10% de posibilidades de formar un cálculo durante su vida.
  • Los hombres forman cálculos con más frecuencia que las mujeres, en proporción de 3 a 1.
  • Usted tiene más probabilidades de tener un cálculo en la edad comprendida entre los 30 y los 50 años.
  • Algunos pacientes a menudo forman cálculos más de una vez en su vida.

¿Qué provoca la formación de cálculos en el riñón?

Los cálculos renales se suelen producir en orina concentrada o por exceso de sustancias que propician su formación. Existen múltiples causas (anatómicas, congénitas, metabólicas, hereditarias…) que predisponen a la formación de cálculos.

Síntomas

Los cálculos renales o ureterales se asocian con dolor cólico pero a veces el dolor es leve o incluso no causan dolor, dependerá del tipo, tamaño, forma y localización en el tracto urinario.

– Dolor intenso (cólico renal)

Si el cálculo obstruye el flujo normal de la orina en el uréter producirá un dolor intenso que se conoce como cólico renal. Es un dolor agudo en la zona lumbar que puede irradiar a la ingle. En el varón puede llegar a doler el testículo del mismo lado.

Otros síntomas asociados pueden ser: naúseas, vómitos, sangre en la orina, dolor al orinar o fiebre.

Un cólico renal es una situación de urgencia y deberá ponerse en contacto con su médico de atención primaria o acudir a urgencias del hospital mas cercano para aliviar el dolor o en caso de fiebre.

– Dolor sordo

Los cálculos a veces se presentan con un dolor sordo en el costado que habrá de ser investigado para diferenciar de otras posibles causas.

– Ningún síntoma

A veces los cálculos cursan sin dolor y se diagnostican de forma incidental en radiografías u otras técnicas de imagen.

Diagnóstico

El médico le preguntará por sus síntomas, sus antecedentes médicos y realizará una exploración física. Después se realizarán pruebas de imagen así como otras pruebas diagnosticas si son necesarias.

– Técnicas de imagen: Ecografía, Radiografía y TC (tomografíaa computerizada) que es el método mas sensible para mostrar claramente el tamaño, forma, localización y características del cálculo

– Otras pruebas: analítica de sangre y orina en caso de cólico renal. Análisis químico del cálculo, en caso de que sea expulsado con la orina, para saber el tipo de cálculo es y escoger el mejor tratamiento y prevención posibles.

Tratamiento

Tratamiento conservador de los cálculos

No todos los cálculos requieren tratamiento, solo si provocan dolor , molestias u obstrucción y no se expulsa naturalmente con la orina.

Si el cálculo es pequeño, no causa molestias y es probable que por su tamaño, forma y localización sea expulsado de forma natural, su médico puede recetarle medicación para controlar los síntomas y facilitar la expulsión, A esto se le llama tratamiento médico expulsivo (TME). Si se escoge esta opción necesitará visitas regulares para ver si el cálculo se desplaza y asegurarse de que no causa ninguna complicación.

Tratamiento activo se los cálculos

Los cálculos renales o ureterales deben tratarse de forma activa si provocan síntomas o complicaciones. La s formas mas frecuentes de tratar los cálculos son:

– Litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC): es la menos invasiva, se realiza con una máquina de litotricia que genera ondas de choque de alta energía direccionadas al cálculo. Las ondas pasan a través de la piel sin dañarla para concentrarse donde se encuentra el cálculo, este absorbe la energía y se fragmenta en trozos mas pequeños. Estos fragmentos se expulsarán de forma natural en la orina en los días o semanas siguientes.

Ureteroscopia (URS): Es un procedimiento que se realiza en quirófano bajo anestesia general o regional. Una vez anestesiado el paciente se introduce un endoscopio de un calibre muy fino por la uretra hasta la vejiga y de ahí se pasa al uréter, una vez localizado el cálculo se fragmenta y estos se retiran con una cesta especial.

Este es un procedimiento muy frecuente, las tasas de éxito son muy altas y el riesgo de complicaciones es bajo.

– Nefrolitotomía Percutánea (NLP) : Es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general. Está diseñada para extraer cálculos grandes directamente del riñón. Se hace a través de una herida de 1cm en el flanco y se accede al riñón directamente para fragmentar y retirar los cálculos.

– Cirugía retrógrada intrarrenal (CRIR): Conocida también como RIRS por sus siglas en inglés de Retrograde intrarenal surgery. Es un procedimiento que se realiza en quirófano bajo anestesia general. Una vez anestesiado el paciente se introduce una vaina, bajo guiado radiológico, desde la uretra hasta el riñón y por dentro se pasa un endoscopio flexible de un calibre muy fino directamente al riñón. Una vez localizado el cálculo en uno de los cálices,se fragmenta con una fibra láser muy flexible y estos se retiran con una cesta especial.

Este es un procedimiento muy complejo que requiere instrumental muy sofisticado pero las tasas de éxito son altas y el riesgo de complicaciones es bajo. Es una cirugíaa mínimamente invasiva.

Prevención de la recurrencia de los cálculos

Si su riesgo es alto su médico le pedirá un estudio metabólico que consiste en un análisis de sangre y otro de orina de 24hr para ver si existe alguna alteración metabólica que le predisponga a la formación de cálculos. Puede necesitar un tratamiento médico específico.

Si su riesgo de recurrencia es bajo, serán suficientes cambios generales en el estilo de vida para evitar el riesgo de formar otro cálculo. El siguiente consejo es para adultos.

Consejos generales de estilo de vida para prevenir la aparición de cálculos

Estas medidas reducen el riesgo de tener otro cálculo y mejoran su salud en general. El siguiente consejo es para adultos.

Beba más

  • Asegúrese de beber entre 2,5 y 3 litros al día
  • Beba uniformemente durante todo el día
  • Elija bebidas de pH neutro, como agua o leche
  • Controle cuánto orina. Debe ser entre 2 y 2,5 litros al día
  • Controle el color de la orina: debe ser claro
  • Beba aún más si vive en un clima cálido o realiza mucho ejercicio físico. Esto le ayudará a equilibrar su pérdida de fluidos

Adapte su dieta

Dependiendo de su situación individual, su médico le puede recomendar que adapte su dieta. Es importante comentar esto primero con su médico.

  • Tenga una dieta equilibrada y variada
  • Coma muchas verduras, fibras y frutas (especialmente frutas cítricas)
  • Intente comer más alimentos bajos en oxalato como huevos, lentejas, arroz blanco, manzanas peladas, uvas, coliflor, calabacín, etc.
  • Asegúrese de que su dieta contiene una cantidad suficiente de calcio (1 gramo al día). No obstante, tenga cuidado con los suplementos de calcio y consulte siempre a su médico o personal de enfermería para que le aconsejen
  • Reduzca la cantidad de sal en su dieta (no más de 3 a 5 gramos al día).
  • No coma demasiada proteína animal, especialmente carne de animales jóvenes. En lugar de eso, coma más proteína vegetal, que se encuentra por ejemplo en el aguacate, la coliflor o los guisantes.
  • Mantenga un peso sano (su índice de masa corporal debe estar entre 18-25 kg/m2)

Hábitos saludables

Adoptar un estilo de vida saludable siempre es una buena idea.

  • Intente hacer ejercicio 2 ó 3 veces a la semana
  • Evite el estrés
0/5 (0 Reviews)