fbpx

REEDUCACIÓN O REENTRENAMIENTO VESICAL

Son una serie de conductas encaminadas a organizar el ciclo de la micción en personas con incontinencia (escapes involuntarios de orina) y síntomas de llenado vesical (frecuencia y urgencia miccionales). Inluyen la micción anticipada y la micción programada, junto con los ejercicios de los músculos del suelo pélvico (Kegel).

Los objetivos son corregir los patrones inadecuados de micción frecuente, mejorar el control sobre la urgencia miccional, prolongar los intervalos entre micciones, aumentar la capacidad vesical, disminuir los episodios de incontinencia y restablecer la confianza del paciente en el control de su vejiga.

Urológos QuirónSalud es un centro urológico a la vanguardia en últimas tecnologías en constante búsqueda de mejora e innovación, situándonos a la vanguardia en el sector en tratamientos urológicos.

MICCIÓN ANTICIPADA

Se trata de tomar la iniciativa para vaciar la vejiga, es decir anticiparse a que aparezca el deseo miccional, reduciendo así los episodios de incontinencia.

MICCIÓN PROGRAMADA

Son intervalos de tiempo fijo y predeterminado entre las idas al baño.

La micción programada se debe adaptar al Diario miccional (registro del número y volumen de las micciones diurnas y nocturnas, del número y grado de los episodios de urgencia e incontinencia. Se realiza durante 24 horas y se registra durante 3 días), es decir sí va al baño cada 90 minutos, se debe realizar la micción cada 80 minutos.

Se debe intentar de orinar teniendo o no ganas de hacerlo, incluso si se ha escapado la orina justo antes de ir (episodio de incontinencia).

Se deben suprimir los deseos miccionales de urgencia entre micciones, con distracción mental y con contracción de los músculos del suelo pélvico (Kegel):

  1. No ir al baño, sentarse o quedarse quieto, relajarse, respirar profundo y lentamente.
  2. Concentrase en hacer que la urgencia disminuya o desaparezca.
  3. Realizar contracciones de los músculos del suelo pélvico (Ejercicios de Kegel).
  4. Distraerse, pensar en otra situación o inclusive hacer cálculos matemáticos.
  5. Al sentirse en control de la vejiga, se debe caminar lentamente al bano y orinar.

Para evitar fugas, al completar 3 días sin escapes de orina, se debe ir aumentando el tiempo entre micciones 15 a 30 minutos cada vez, es decir pasar de 90 a 120 minutos, y así sucesivamente hasta realizarlo cada 3 a 4 horas, esto mejora la capacidad vesical y disminuye la frecuencia miccional.

Este régimen se debe mantener durante al menos 6 a 20 semanas para obtener resultados, y realizar incluso cuando se esté fuera de casa, y cuando este despierto (no es necesario levantarse por la noche).

Es importante ser paciente y constante, el entrenamiento vesical requiere tiempo y esfuerzo, no es sencillo, pero sí efectivo para controlar la incontinencia y la urgencia.

Adicionalmente debe controlar la dieta, la ingesta de alcohol, cafeína y comidas condimentadas y picantes pueden empeorar los síntomas de urgencia y frecuencia miccional, se debe limitar la cantidad de líquido antes de acostarse para reducir la urgencia y frecuencia nocturnas, y finalmente se debe controlar el peso, la obesidad incrementa el riesgo de incontinencia.

0/5 (0 Reviews)