fbpx

ESTIMULACIÓN NERVIOSA O NEUROMODULACIÓN

La neuromodulación utiliza impulsos eléctricos para estimular los nervios sacros y modular la actividad neurológica de la vejiga, controlando así sus contracciones involuntarias. Esto mejora la hiperactividad vesical y la incontinencia urinaria de urgencia. También modula la respuesta al dolor a nivel vesical (manejo del dolor pélvico crónico), y puede estimular al músculo detrusor (vesical) para que se contraiga en caso de que sea hipoactivo (vejiga neurógena).

TIPOS DE ESTIMULACIÓN

– NERVIO TIBIAL POSTERIOR

Se realiza mediante la colocación de una aguja con impulsos eléctricos en la cara interna del tobillo, estimulando el nervio tibial posterior a lo largo de la pierna, y generando un impulso que llega hasta los nervios sacros, en la parte baja de la espalda, modulando así la actividad vesical.

Se realiza de manera ambulatoria y no requiere cirugía. Se dan entre 6 y 12 sesiones (según respuesta), una semanal de 30 minutos de duración.

Su efecto puede disminuir con el tiempo pero pueden repetirse sesiones de recuerdo.

– NERVIOS SACROS

La estimulación sacra consiste en colocar un implante con pequeños electrodos en la parte baja de la espalda, que estimula a los nervios sacros, y a su véz al músculo detrusor (vesical), generando la micción cuando este se activa (en casos de detrusor hipoactivo), y modulando la actividad neurológica y la respuesta al dolor, reduciendo la hiperactividad vesical.

Este tratamiento requiere cirugía y se realiza en dos etapas, en la primera se coloca un electrodo temporal por debajo de la piel en la parte baja de la espalda y se estimulan los nervios sacros, y se comprueba sí los síntomas remiten o mejoran. Sí esto es así, en la segunda etapa los electrodos se conectan a un implante definitivo en dicha área, luego del procedimiento mediante un controlador externo se ajusta la modulación.

Después de la cirugía puede haber riesgo de infección en el área del implante. Con el tiempo se puede producir migración del mismo causando dolor o la batería se puede agotar, necesitando otra cirugía para su recambio.

Los tratamientos previos están indicados como tratamiento de segunda línea para la vejiga hiperactiva y la incontinencia urinaria de urgencia, y de tercera línea en el manejo del dolor pélvico crónico.

4.5/5 (2 Reviews)