fbpx

¿Qué es una flujometría (Uroflujometría)?

13 noviembre, 2019

Una de las dolencias más comunes y recurrentes en una consulta de urología son los problemas para orinar.

En hombres mayores de 40 años es frecuente experimentar dificultad, cambios o dolor a la hora de orinar, teniendo que ser cualquiera de estos síntomas valorado por un especialista en urología.

Existen varios exámenes que se pueden realizar a un paciente con problemas para orinar, siendo el más recurrente la flujometría, del que hablaremos a continuación.

¿Problemas para orinar? Te contamos qué es una flujometría (Uroflujometría)

La flujometría se realiza en la misma consulta del urólogo y es un examen que se suele indicar a pacientes con problemas para miccionar.

La definición técnica de flujometría o uroflujometría es la cantidad de volumen miccional (orina) eliminada por unidad de tiempo. Se expresa en cm3 (o ml) dividido por segundo.

Con esta prueba se da a conocer la capacidad de la vejiga, el estado de las vías urinarias o la fuerza de los músculos urinarios.

La flujometría también se suele hacer a los pacientes que solicitan un chequeo de la próstata para ver si orinan correctamente y con la fuerza adecuada.

La flujometría mide el flujo miccional del paciente que da lugar a unas curvas de flujo que son las estudiadas por el urólogo.

Gracias a esta prueba se puede medir la duración de la micción, la cantidad de orina por segundo que la vejiga es capaz de expulsar y si el flujo es intermitente o no. A partir de este examen el urólogo podrá establecer el estado de la vejiga y de las vías urinarias.

¿En qué consiste la prueba de flujometría?

Es una prueba simple que consiste en orinar en un embudo que es el que registra, como hemos comentado, la cantidad de orina por unidad de tiempo.

Antes de acudir a realizarte el examen el especialista suele recomendar la ingesta de agua durante la hora previa para que el paciente tenga ganas suficientes de orinar y la prueba sea efectiva (se necesitan al menos 150ml para poder sacar unos parámetros fiables).

Es importante que el paciente no beba líquido en exceso, ya que esto podría llevar a una sobredistensión de la vejiga y por lo tanto los parámetros quedarían alterados.

¿Es dolorosa una flujometría?

La flujometría no es un prueba dolorosa ni traumática, solo requiere orinar de forma normal en un sitio especial llamado flojómetro.

¿Qué preparación tengo que hacer para esta prueba?

Lo recomendable al realizar esta prueba es orinar unas 3 horas antes de la cita con el urólogo, posteriormente beber un vaso de agua casa 20/30 minutos. Cuando tenga bastantes ganar de orinar puede llamar a la auxiliar para realizar la prueba.

Lo ideal es que venga sin ganas a la consulta pues nos interesa saber como orina usted de forma habitual y no como lo hace cuando está en su capacidad máxima o cuando no puede aguantar más.

¿Qué parámetros se miden gracias a una flujometría?

Una vez realizada la prueba y medido el flujo miccional del paciente se pueden extraer los siguientes datos:

  1. El flujo medio. Se establece el flujo medio como el resultado de dividir el volumen miccional por el tiempo de flujo
  2. El tiempo de flujo. Tiempo que el paciente está orinando.
  3. Volumen miccional. Cantidad (en mililitros) que el paciente ha orinado durante la prueba.
  4. El tiempo de micción. Si no hay interrupción del chorro miccional, este tiempo coincide con el tiempo de flujo. En cambio, si se ve interrumpido, el tiempo de micción es menor al tiempo de flujo.
  5. Flujo máximo. Valor máximo del flujo urinario durante la micción.

¿Qué alteraciones pueden detectarse a través de una flujometría y qué podrían significar?

Las alteraciones más frecuentes que se suelen detectar gracias a una flujometría son las siguientes:

  1. Flujo débil. En la mayoría de los casos suele estar producido por una obstrucción a la salida de la orina. Esto puede estar provocado por una vejiga de contracción débil, por hiperplasia benigna de próstata o una estenosis de uretra.
  2. Bajo volumen. Esta alteración suele estar provocada por la hiperactividad vesical (siendo esta alteración más frecuente en mujeres) aunque también puede ser producida en varones por la hiperplasia benigna de próstata.
  3. Goteo post-micción y Retardo al inicio de la misma. Cualquiera de estas dos alteraciones suele estar provocada por un problema obstructivo.
5/5 (1 Review)
Si te ha gustado compártelo
Share on Facebook
Facebook
Share on Whatsapp
Whatsapp
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin