fbpx

Litotricia: una técnica muy habitual para eliminar los cálculos renales con menos complicaciones

11 febrero, 2020

La litotricia proviene del griego lithos, que quiere decir piedra, y del latín, terere, que significa triturar. Se trata de una técnica médica que consiste en la fragmentación mediante ondas de choque de los cálculos renales, más comúnmente denominados piedras del riñón,  que se forman en el riñón, la vejiga o el uréter.

En la actualidad es una de las técnicas más habituales para tratar la mayoría de litiasis renales. Después de fragmentar los cálculos renales, el paciente podrá expulsarlos fácilmente del cuerpo a través de la orina.

¿Cómo se realiza la litotricia?

El procedimiento suele durar entre una y dos horas, dependiendo de cada caso. En primer lugar, será necesario aplicarle un analgésico endovenoso al paciente, que estará situado en una camilla, y habrá que localizar en qué punto se encuentra el cálculo renal y de qué tamaño es mediante una ecografía, una radiografía o ambas.

A continuación, se trata la zona afectada con un aparato que emite ondas de choque denominado litotriptor. Durante el procedimiento, el paciente puede sentir algún tipo de molestia pero en ningún caso se considera un proceso doloroso. Además, no es invasivo, se realiza de forma ambulatoria y, por lo general, no requiere anestesia.

Posteriormente, se traslada al paciente a una sala para que repose al menos media hora, y lo habitual es que todos los pacientes se marchen a casa el mismo día de la intervención.

¿Qué pasos se deben seguir después de la sesión?

Durante los días posteriores a la intervención, el paciente irá expulsando los cálculos renales en fragmentos a través de la orina hasta eliminarlos por completo. Lo más conveniente es que el paciente ingiera mucha agua durante esos días para facilitar dicho proceso, además de realizar una dieta pobre en elementos que formen cálculos (calcio, ácido úrico o fosfato, entre otros).

A los 15 días de la intervención, el paciente deberá someterse a un control de seguimiento para que los médicos comprueben que la evolución de la litiasis es favorable. En caso de que no sea así, el paciente se someterá  días después a una revisión para valorar si debería someterse a otra sesión de litotricia, o bien, a otro tipo de procedimiento, como puede ser la ureteroscopia láser o la nefrolitotomía percutánea.

Más información sobre litotricia: https://urologosquiron.com/litotricia/

5/5 (1 Review)
Si te ha gustado compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin